Home / Noticias / Gota oculares; tipos y usos

Gota oculares; tipos y usos

gotas oculares

En ocasiones podemos sentir molestias en los ojos, cansancio, enrojecimiento o sensación de sequedad, en estos casos el uso adecuado de gotas oculares puede aliviar en gran medida los síntomas y solucionar el problema.

Debes saber que existen distintos tipos de gotas para los ojos y cada uno de ellos está pensado para un caso distinto, hoy queremos explicarte un poco mejor qué gotas puedes encontrar y aprender a diferenciarlas.

Gotas descongestivas

La fatiga, alergia o la sequedad en el ambiente pueden hacer que tu ojo se enrojezca, estas gotas contraen los pequeños vasos sanguíneos del ojo eliminando este enrojecimiento. No es recomendable usarlas habitualmente ya que el abuso puede dilatar la pupila y el uso extendido puede disminuir su efecto.

Gotas lubricantes o lágrimas artificiales

Son las más frecuentes y se usan para aliviar la sequedad ocular que puede producirse por muchas razones, un ambiente seco, la falta de sueño, la exposición constante a pantallas, etc. Los usuarios de lentes de contacto suelen usarlas a menudo ya que su ojo tiende a secarse con más asiduidad. Es importante añadir que existen gotas con conservantes y sin conservantes, siendo las primeras las más recomendables ya que evitan que se propaguen las bacterias.

Gotas para ojos con tendencia alérgica

Las alergias estacionales son causa de sequedad en el ojo lo que conlleva enrojecimiento e hinchazón. Las gotas para los ojos con antihistamínicos están formuladas para combatir el picor causado por las alergias reduciendo la histamina en los tejidos del ojo.

Gotas antibióticas y antibacterianas

Estas gotas son usadas para combatir patologías como la conjuntivitis bacteriana o vírica, infecciones que causan escozor, inflamación y enrojecimiento del ojo. Su uso solo es recomendado bajo prescripción de un especialista cuando es realmente necesario.

La mayoría de las gotas lubricantes, antihistamínicas y descongestivas son de venta libre aunque siempre es aconsejable consultar previamente a un técnico especialista. En ocasiones los síntomas, a priori leves, pueden desencadenar problemas más graves que necesitan de un tratamiento específico. En Óptica Barbarela podemos ayudarte a encontrar las gotas oculares que se adaptan a las necesidades de tus síntomas y descartar cualquier otro problema. Pasa por cualquiera de nuestras ópticas, estaremos encantados de atenderte.