Home / Noticias / Miopía, la epidemia visual del siglo XXI

Miopía, la epidemia visual del siglo XXI

Miopía Óptica Barbarela

Y lo mejor es que el culpable del auge de la miopía es la evolución de la especie. Para 2020 un tercio de la población mundial será miope.

Y según todos los estudiosos de la biología evolutiva es así. El proceso evolutivo nos ha capacitado y preparado para un entorno muy diferente al que nos desenvolvemos actualmente.

De hecho en las pocas sociedades de cazadores – recolectores que aún perviven hoy en día esta y otras enfermedades, como la obesidad, la ansiedad, la diabetes tipo 2 o las depresiones, son prácticamente inexistentes. Este es el precio que tenemos que pagar en salud por nuestro estilo de vida urbanita.

¿Por qué?

Porque la evolución no preparó nuestra visión para mantenerla fija en objetos cercanos durante mucho tiempo, si no al contrario; para espacios abiertos y larga distancia. El entorno actual de luz artificial y vida en el interior de los edificios la mayor parte de las horas, hace que nuestra vista sufra enormemente.

Aunque no es la única causa de la miopía, la costumbre de mantener la vista fija durante largos periodos de tiempo en imágenes cercanas, ya sea en la página de un libro o en las pantallas de ordenadores, tabletas y móviles, es la que puede tener mayor incidencia sobre el hecho en sí de ser miope. En relación con esto, se ha comprobado que las personas con educación universitaria tienen el doble de riesgo de ser miopes que los que abandonan sus estudios después de la enseñanza básica.

Sin embargo algunos estudiosos conceden también mucha importancia a los periodos que pasamos al aire libre y a la posible influencia beneficiosa que ejercen estos periodos sobre nuestra salud visual. De hecho aún no se sabe muy bien cómo pero parece que existe una relación directa entre nuestra salud visual y el pasar tiempo al aire libre, bien sea por la producción de vitamina D, bien por el hecho de enfocar los objetos a larga distancia o por otras causas que aún están en estudio.

La solución

Salir más y realizar actividades en espacios abiertos; si es bajo un sol intenso, con las gafas adecuadas. Porque podemos decir que cuantas más actividades al aire libre y cuanto más tiempo pasemos en condiciones de luz natural y menos usemos la luz artificial y los equipos electrónicos menor será la incidencia de la miopía en nuestra salud visual.

Así que ya puedes empezar por comentar este artículo en cualquier parque con los amigos.