Home / Noticias / Por qué es bueno trabajar con los bloques lógicos

Por qué es bueno trabajar con los bloques lógicos

bloques logicos

Cada persona necesita comparar y crear sus propios conceptos para llegar a sus propias conclusiones.

“No podemos enseñar matemáticas, eso es algo que tiene que hacer el niño de forma interna.” – Piaget

Piaget, un famoso psicopedagogo del siglo XIV, realizó un experimento que consistía en que, a niños de 4 años de edad, les pedía que metieran una piedrecita en un vaso, primero el niño y luego él. Y luego les preguntaba: ¿Quién crees que tiene más, tú o yo? Los niños siempre respondían: Yo. Luego les preguntó: ¿Y si metiésemos piedrecitas todo el día, en el mismo orden, quién tendría más?

Había niños que necesitaban realizar empíricamente la actividad, y contar el número de piedrecitas, y otros que lo sabían directamente. Porque cada uno aprende de una forma. Cada niño aprende de una manera, los bloques lógicos son buenos porque se pueden tocar, observar y comparar; además permiten la autocorrección por parte del niño, sin necesidad de que un adulto les indique que algo esta “mal”.

Los adultos tienen que acompañar a los niños en el proceso, para ayudarles a razonar, pero esto debe hacerlo el niño de manera intrínseca. Los bloques lógicos son un material lógicamente estructurado, es decir sus elementos están definidos por unas características, que se combinan entre ellas de todas las maneras posibles. De forma que no hay dos piezas iguales.

La lógica de éste material se encuentra en la combinación de los subconjuntos creados por dichos bloques. Fueron diseñados por Z. P. Dienes y constan de un total de 48 piezas. Cada bloque se diferencia de los demás al menos en una de las características, en dos, en tres o en las cuatro.

Las características de los bloques lógicos son:

  • Tamaño: grande y pequeño.
  • Grosor: grueso y fino.
  • Color: azul, amarillo y rojo.
  • Forma: triángulo, círculo, cuadrado y rectángulo.

¿Por qué es bueno trabajar con ellos? Porque asientan esquemas básicos del razonamiento lógico matemático, y además tiene las siguientes ventajas:

  1. Proporciona un soporte material, tangible y manipulativo, para la fijación de esquemas de razonamiento lógico.
  2. Cuando se realiza una actividad con los bloques se desarrollan las competencias necesarias para que el pensamiento lógico ocurra. Además se pueden detectar dificultades, como en la clasificación, que ya se consideraban superadas.
  3. El desarrollo del cálculo proposicional, sin tener que utilizar números, los cuales son mucho más abstractos que el material de los bloques.
  4. Se pasa de un lenguaje visual a uno gráfico con el uso de las etiquetas.
  5. La lógica se va desarrollando a la par con la teoría de conjuntos.

En el Centro de Terapia visual, trabajamos con ellos y con todo tipo de material lógicamente estructurado por todos estos motivos, para desarrollar el pensamiento lógico matemático y que tengan buen rendimiento académico.