Home / Noticias / Problemas de aprendizaje ¿posibles deficiencias visuales?

Problemas de aprendizaje ¿posibles deficiencias visuales?

aprendizaje

Ya hemos hablado en varias ocasiones que la salud visual influye en gran medida en el aprendizaje de los niños; ayudan a mantener la atención, leer correctamente, recordar…
Cualquier dificultad en el procesamiento visual y la comprensión de los elementos puede hacer que nuestros hijos no sean competentes en el colegio o que se reduzcan sus habilidades en el deporte y su día a día. Pero ¿cómo impacta un problema visual en el rendimiento escolar? ¿realmente es tan importante?

Si partimos de la base de que la lectura es una de las técnicas básicas y necesarias para un correcto rendimiento académico, no tendremos duda en que un desarrollo visual adecuado en los niños es una pieza clave para la adquisición de conocimientos.

Los niños con dificultades visuales es probable que tenga deficiencia a la hora de realizar sus tareas diarias, escribir, leer, dibujar, incluso coordinarse a la hora de hacer deporte, con lo cual, supone un bajo rendimiento escolar. En estos casos resulta imprescindible descubrir si el origen de unos malos resultados académicos pueden deberse a problemas visuales.

En ocasiones asistimos a pacientes diagnósticados de TDAH o dislexia, por ejemplo, en los que encontramos problemas visuales que les están afectando en la atención, la lectura… en general, al rendimiento. Por eso es tan importante realizar un examen visual en el que evaluemos la eficacia visual, el procesamiento visal, el estado motor y en general, todas las habilidades visuales necesarias.

A continuación, te dejamos algunos de los problemas visuales más habituales que puedes detectar:

  • La miopía es el único error refractivo que aumenta de forma importante durante la edad escolar, el niño ve mal de lejos y bien de cerca. Algunos de los síntomas más habituales son; acercarse el libro más de lo habitual, guiñar los ojos para ver la pizarra o tumbarse encima del papel para escribir.
  • La hipermetropía, a veces difícil de detectar, ya que los niños suelen hacer el esfuerzo para ver de cerca. Las cantidades elevadas de hipermetropía pueden dar lugar a un “ojo vago” y estrabismos. Entre sus síntomas podemos detectar una lectura lenta, suelen frotarse los ojos, dolor de cabeza, náuseas o fatiga general al leer y escribir. Problemas de concentración y atención ya que se distraen con facilidad.
  • Astigmatismo, suele causar visión borrosa de lejos y cerca, es el error refractivo menos frecuente pero puede ir asociado a la miopía e hipermetropía. Las molestias en los ojos y los dolores de cabeza pueden ser síntomas claves del astigmatismo.

Como verás, son varios los síntomas que pueden denotar una falta de habilidad visual y son fáciles de detectar. Desde óptica Barbarela siempre recomendamos la prevención con exámenes visuales, si tienes cualquier duda o intuyes que tu hijo pueda tener alguna deficiencia visual, no dudes en contactar con nosotros.