Home / Noticias / ¿Cuidamos de nuestra salud visual?

¿Cuidamos de nuestra salud visual?

salud visual

La mayoría de las personas sufre algún tipo de patología ocular en su día a día. No solo las personas con miopía o astigmatismo deben cuidar su salud visual, si no todas aquellas con molestias, irritación, sequedad, etc. que en el día a día encuentran alguna dificultad para ver bien. A diario cometemos errores que repercuten negativamente en nuestra salud visual, como pasar demasiadas horas delante de la pantalla, usar productos no homologados o abusar del sol sin la protección adecuada. Los pequeños detalles del día a día cuentan, y mucho, conforme pasa el tiempo, conocer cuáles son los hábitos más frecuentes que hacemos de forma incorrecta puede ayudarnos a cuidar mejor de nuestra salud visual y con ello, evitar futuros problemas.

  • ¿Te frotas los ojos? Lo hacemos a menudo, porque nos pican, porque vemos borroso, porque tenemos sueño… el uso de ordenadores o la contaminación hace que esto sea algo común y puede dañar las córneas. Frotar los ojos puede causar inflamación e incluso infección, la mejor solución es el uso de lágrimas artificiales o suero fisiológico para limpiar nuestros ojos de los posibles gérmenes o motas de polvo.
  • El uso de dispositivos electrónicos como Tablet, móvil, televisión, ordenadores… forma parte de nuestro día a día, desde que nos levantamos hasta que nos vamos a dormir. Los niños no deberían de pasar más de dos horas al día ante una pantalla, ya que las horas extras pueden disminuir su capacidad de atención y desarrollo del lenguaje. Además, es importante que tengamos en cuenta las distancias, para no provocar espasmos acomodativos.
  • ¿Utilizas una gafas de sol adecuadas? Tanto si no las usas, como si tienes unas que no están debidamente homologadas, estás dañando tus ojos. La exposición, sin protección, de los ojos a las radiaciones UV pueden desarrollar enfermedades oculares como cataratas.
  • El uso prolongado de las lentillas, incluso dormir con ellas, es realmente desaconsejable. Igual que la piel necesita oxigenarse, nuestros ojos también, pasar más horas de las debidas con las lentillas puede provocar úlceras en las córneas. Hay que seguir las recomendaciones de uso para cada tipo de lentes y cambiarlas cuando se recomienda, ya que un uso prolongado puede provocar falta de oxigenación y con esto, a largo plazo, el rechazo de todo tipo de lentillas.
  • ¿Cada cuánto tiempo renuevas tus gafas o gradúas tu visión? Si usas gafas o lentillas, es importante que al menos, una vez al año, acudas a una revisión con tu técnico optometrista. Además, el correcto estado de las lentes y la montura te ayudará a no tener que forzar la vista si te sientes cómodo/a con ellas.
  • El ojo seco es otro problema común hoy en día, al igual que la piel, necesitan humedad e hidratarse correctamente y en muchas ocasiones nos olvidamos de ellos. Si padeces de ojo seco, es recomendable que tengas siempre a mano lágrimas artificiales para ayudar a mantener una correcta humedad.
  • Descansa, aunque parezca algo obvio, muchas veces nos olvidamos de descansar lo suficiente. Dormir bien es fundamental para que los ojos descansen después de todo el esfuerzo del día. Además, cuando te sientas cansado, prueba a mirar al horizonte, o cierra los ojos sin apretar los párpados, para que descansen un poco.

Como ves, son tareas cotidianas, que todos hemos realizado incorrectamente en algún momento y dañado nuestra salud visual con estas simples acciones. Cuidar de nuestros ojos y evitar posibles errores dependerá de nosotros.