Blog

Cinco consejos visuales para estudiar mejor

Cinco consejos visuales para estudiar mejor

¿Cómo afrontas la época de exámenes? Las horas frente a los apuntes, repetir los ejercicios, el móvil que te distrae… Definitivamente, es un reto para cualquier universitario. No solo por la concentración, también por el sobresfuerzo al que sometes a tus ojos. 

Producto de estudiar en condiciones poco apropiadas, se produce la fatiga visual. No se trata de una enfermedad, pero sus síntomas empeoran el rendimiento académico de los alumnos. 

Entre los síntomas destacan la sequedad, enrojecimiento e irritación de los ojos. Pero también se manifiesta con dolores de cabeza o posibles episodios de visión borrosa. 

¿Cómo puedes evitar la fatiga visual? En este artículo, vamos a compartir contigo cinco consejos para ello. No sólo cuidarás tu salud ocular a corto plazo, también te ayudará a estudiar mejor.

Estas recomendaciones no son fórmulas mágicas. Pero como sucede con las técnicas de estudio, la constancia siempre es recompensada. 

Buenos hábitos visuales mientras estudias

  1. Aprovecha las horas de luz natural

La luz natural favorece la concentración y no es agresiva, favoreciendo las tareas intelectuales. Estudiar junto a una ventana es buena opción para aprovechar las horas de luz solar.

Sin embargo, muchos estudiantes son noctámbulos. Si tienes mayor facilidad para estudiar de noche, te recomendamos usar luz blanca, ya que es más parecida a la luz natural.

  1. Aplica el “Pomodoro visual”

La administración del tiempo es importante para organizar el estudio. La técnica Pomodoro establece un período de trabajo de alta intensidad, seguido por un breve descanso. 

Podemos aplicar una técnica similar en la vista. Nuestra recomendación es aplicar la regla del 20/20/20. Se trata de hacer un parón de 20 segundos cada 20 minutos de estudio. Durante este descanso visual relajamos la musculatura del ojo. Para ello, cierra los ojos o aparta la mirada de los apuntes, mirando un objeto que está a 20 pies (aproximadamente, 6 metros).

  1. Reduce el uso de pantallas (en la medida de lo posible)

Somos conscientes de que es difícil aplicar este consejo. Se recomienda estar expuesto a luz de pantallas como mucho 3 horas al día. Una cifra que superamos generalmente. 

Si no puedes reducir el uso de ordenadores durante la jornada de estudio, es importante buscar alternativas para reducir el impacto de la luz azul-violeta. 

Una opción es minimizar el consumo del teléfono móvil durante unos días. Si aun así no puedes evitarlo, intenta restringir las horas en las que usas aplicaciones recurrentes como WhatsApp. 

Otras alternativas incluyen los filtros para la luz azul-violeta, como los cristales Crizal Prevencia. Producidos por la compañía francesa Essilor, protegen de los rayos nocivos y dejan pasar la luz necesaria para una correcta visión.

  1. Cuida la alimentación

Una alimentación equilibrada es fundamental durante todo el año. No obstante, durante la época de exámenes es muy tentador atiborrarse a snacks o bebidas con cafeína. 

Existen alternativas más saludables, que nos aportarán nutrientes y vitaminas beneficiosas para nuestra salud visual. Te proponemos tres opciones para tu “picoteo” de estudio: 

  • Las naranjas, ricas en vitamina C.
  • Los aguacates, que contienen vitamina E.
  • El chocolate negro, que contiene zinc.
  1. Haz ejercicio: no dejes de parpadear

Cuando estamos concentrados, parpadeamos menos y los ojos estén más secos. Para evitarlo te proponemos practicar el parpadeo consciente: en cada descanso que realices, haz una tanda de parpadeos que te ayude a mantener los ojos activos e hidratados. 

Estos consejos te ayudarán a mejorar tus hábitos visuales durante el estudio, pero es importante revisar tus ojos con frecuencia. Si has sufrido los síntomas de la fatiga visual o quieres afrontar los exámenes con total garantía, contacta con tu centro Barbarela más cercano y solicita cita previa para un examen visual.

*Fotografía cedida por Dario Sur

Categorías: Salud visual