Blog

Consejos de higiene visual y ergonomía para toda la familia

Consejos de higiene visual y ergonomía para toda la familia

La higiene visual consiste en un conjunto de normas destinadas a controlar los factores que pueden provocar un efecto nocivo sobre la visión y ayudan a mejorar los problemas visuales. Por otro lado, la ergonomía consiste en el estudio de las condiciones de adaptación de un lugar de trabajo a las características físicas de una persona, por ejemplo, la postura en una silla mientras trabajábamos frente a un ordenador.

¿Qué consejos sobre higiene visual y ergonomía podemos darte?

Nuestra salud visual mejora considerablemente teniendo en cuenta una serie de factores como el ambiente, la distancia del televisor, nuestra postura al sentarnos, incluso el tiempo de exposición ante pantallas. A continuación, te dejamos algunos consejos que os ayudarán a disminuir la fatiga visual de toda la familia.

  • Mantener la habitación de estudio bien aireada y a una temperatura normal, así como una correcta iluminación. Contar con una lámpara que nos haga sentir cómodos es esencial, ni demasiado intensa, ni demasiado floja que nos haga fijar más la vista. La luz ambiente es la más recomendable, pero si no podemos, utiliza un foco que apunte al objeto de trabajo y un refuerzo de luz en el techo que alumbre toda la habitación, evitando la luz directa sobre los ojos y las sombras.
  • Una buena postura es fundamental para cualquier actividad, ya sea en el trabajo o mientras los niños/as estudian o dibujan. Buscar una posición cómoda que nos de distancia de la pantalla o el papel mientras que los pies tocan el suelo. Además, las piernas deben doblarse en ángulo recto y la espalda tocar el respaldo de la silla.

Debemos tener en cuenta también, sobre todo en los niños, evitar el movimiento de la cabeza al leer.

  • La distancia también es importante, al menos unos 40cm para la lectura y 65cm para un ordenador o televisor. Si reducimos la distancia y pasamos mucho tiempo frente a la pantalla o el papel, nuestros ojos trabajarán más de lo debido y aumentará la fatiga visual.
  • Si estás cansado/a o somnoliento/a, lo más recomendable es que hagas un descanso. Las tareas que requieren atención visual constante necesitan tiempos de descanso para relajar nuestros ojos. Existen algunas pautas como realizar pausas periódicas cada 30-40 minutos, mirando a lo lejos durante unos segundos, lo que te ayudará a relajar el enfoque.
  • En cuanto a la televisión, la distancia correcta es de aproximadamente un mínimo de dos metros y en cuanto a la postura, uno de los errores más frecuentes es tumbarnos de lado o inclinar la cabeza. Ante estas posturas la información no llega por igual a través de los dos ojos, lo que provoca un agotamiento visual.
  • Si usas lentes de contacto, evita usarlas mientras estudias o realizas tareas prolongadas frente al ordenador. La frecuencia de parpadeo en estas actividades es ligeramente baja y a la larga puede derivar en una intolerancia a las lentes incrementando además la sequedad.
  • Evita los contrastes de luz, para ver la televisión es mejor hacerlo con una pequeña luz encendida, nunca a oscuras, ya que anulamos la visión periférica y nos hará concentrarnos en el brillo de la imagen.

Tener en cuenta estas recomendaciones y unas revisiones visuales periódicas, reducirá nuestra fatiga visual y ayudará a mantener una buena salud. Además, os recordamos que debemos estar atentos ante cualquier gesto extraño, si encuentras dificultades para enfocar objetos o tienes vista cansada continuamente, acude a nuestras ópticas para una revisión.

Categorías: Consejos