Blog

Estrabismo; causas y tratamientos

Estrabismo; causas y tratamientos

Hace unos días, os hablábamos de la visión binocular, hoy queremos hablaros del estrabismo, una enfermedad derivada de una falta de binocularidad.

El estrabismo infantil es una afección ocular más común de lo que creemos. Se trata de una pérdida de paralelismo entre los ojos, que provoca que cada uno de ellos se dirija hacia un lado. Se trata de uno de los defectos visuales más preocupantes en niños pequeños que se producen cuando las funciones binoculares no se desarrollan correctamente.

En un paciente con estrabismo, cada ojo mira en dirección distinta al otro, siendo uno de ellos el fijador, mientras que el otro, se encuentra desviado. Esto hace que a nuestro cerebro le lleguen dos imágenes distintas, el cual tiende a descartar la imagen del ojo menos nítida. Las causas de esta enfermedad son varias, intervienen factores hereditarios, oftalmológicos y defectos de refracción como miopía o hipermetropía.

La detención precoz desde la infancia es fundamental, ya que puede provocar un perdida de agudeza visual en el ojo y tratarse de una afección mucho más grave con el paso del tiempo.

Síntomas y formas de identificar el estrabismo

El síntoma más llamativo y que sirve de alerta a los padres es la desviación ocular, más o menos pronunciada. En el caso de desviaciones pequeñas existe el peligro de pasar desapercibida, por eso es importante que desde los primeros meses de vida tengamos en cuenta las revisiones periódicas tantos con el técnico optometrista como con el oftalmólogo.

Pero no solo los niños sufren estrabismo, dicha afección puede haber permanecido latente en adultos que de un modo controlado, durante años han podido padecer fatiga visual, visión doble, sensación de pesadez o dificultades en actividades como la lectura, así como pérdida de profundidad o sensación de volúmenes.

Para compensar el problema, muchos adultos con estrabismo tienden a mover la cabeza hacia una posición que alivie los síntomas y en muchos casos les impide incluso establecer un contacto visual con otras personas con ambos ojos al mismo tiempo, lo que de alguna manera, puede afectar a las relaciones íntimas.

¿Cómo tratar el estrabismo?

Aunque puede parecer algo simple, no todos los casos de estrabismo son iguales, lo más importante es detectarlo a edades tempranas, ya que con el tiempo, el desarrollo de la visión puede causar deficiencias más complicadas de recuperar. Tanto en adultos como en niños, los tratamientos disponibles son varios y su aplicación, dependerá del tipo y origen de la afección.

Categorías: Optometría Infantil