Blog

Gafas y tecnología 3D para niños, ¿cómo afectan a su salud visual?

Gafas y tecnología 3D para niños, ¿cómo afectan a su salud visual?

La tecnología 3D y el uso de gafas tanto para cine, realidad virtual, televisión, etc, se ha visto en aumento en los últimos años, pero ¿es bueno para la salud visual de nuestros hijos?

La Agencia Nacional de Seguridad Sanitaria de Francia (Anses) advierte que los niños menores de seis años no deberían estar expuestos a este tipo de tecnología. Según los últimos estudios publicados por la revista científica Journal of visión, el problema de convergencia acomodativa se produce porque los ojos de los espectadores tienen que ajustar constantemente la distancia de la pantalla de cine o de la videoconsola y su contenido 3D. Este constante cambio es lo que hace que la visión se canse más de lo normal, generando visión borrosa, dolores de cabeza e incluso fatiga ocular.

La tecnología 3D ha aumentado tanto en los últimos años que es frecuente su uso diario en cine, videojuegos, televisión, ordenadores… y el debate está abierto sobre los posibles efectos adversos, no solo en niños, si no también en adultos.

Hoy en día, las distintas instituciones sanitarias internacionales, entre las que se encuentra el Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas y la Agencia Nacional de Seguridad Sanitaria de Francia, advierten que pueden tener efectos mucho más severos en los niños menores de 6 años, ya que el sistema visual añun no está desarrollado, incluso hasta los 13 años, el uso de esta innovadora tecnología debería estar moderado.

En nuestro territorio, más de 400.000 espectadores pudieron hacer en 2012 una prueba en más de 100 pantallas de cine 3D de toda Catalunya auspiciada por el Colegio de Ópticos Optometristas de Catalunya (COOOC). Un sencillo examen autodiagnóstico de dos minutos se proyectó justo antes de todas las películas 3D.

El test permitió detectar distintos defectos en la visión binocular, un problema que afecta a más de cinco millones de españoles, un 12% de la población. Según Alfons Bielsa, presidente del COOOC, “Se estima que hasta un 56% de las personas entre los 18 y 38 años podrían tener problemas en su visión binocular. Un leve mareo al comenzar a ver una película en 3D es normal pero, si persiste, es una señal muy probable de que existe un trastorno visual”.

Un aspecto a tener en cuenta es que existen pocos países que tengan regulaciones sobre el uso de esa tecnología. En el pasado hubo quienes incluso llegaron a argumentar que el 3D podría ser una ventaja, si era utilizado además como un sistema de alerta temprana para detectar problemas de visión en los niños que, de otra manera, podrían pasar desapercibidos. “Es indudable que ver programas en 3D puede por el contrario desenmascarar cuestiones tales como un ojo vago, insuficiencia de convergencia, problemas de concentración y otros problemas visuales en niños de los que los padres pueden desconocer su existencia”, señaló el presidente del Consejo.

El estudio recomienda finalmente tomar descansos cada cierto tiempo, utilizar la regulación de las pantallas de televisión y de las videoconsolas para minimizar el efecto y colocar el contenido a una distancia tres veces mayor a la altura en que se encuentra la televisión o la imagen.

Fuente: “El consumo del 3D en películas y videoconsolas puede dañar la visión en niños menores de seis años” Colegio nacional de ópticos-optometristas

 

Categorías: Salud visual